viernes, 10 de abril de 2015

Boli

Mi entrañable amigo

Este es Boliche, "Boli" para los amigos. Es casi el más veterano de la familia. Es el perrito de María Antonia, y su madre fue Lula, de la que sólo escucho elogios.

Boli está mayor: Tiene diabetes y a causa de ello ha quedado casi ciego; le tienen que pinchar todos los días y además hay que tener cuidado con su alimentación. A pesar del mimo que pone María Antonia y de sus permanentes cuidados, la situación es complicada.

Es el amiguete al que más respeto tengo; en cuanto me acerco por sorpresa, me suelta un ladrido que me deja como a Chumari, pero sólo por un ratito (menos mal). Pero no lo tengo miedo, es un buenazo. Es sólo su forma de defenderse ante un desconocido: el que avisa, no es traidor, aunque más vale que su contrincante no sea picajosillo.

Es tranquilote, y nos sigue, unas veces bien y otras más despacito y despistado, pero no se lo tengo en cuenta, así como que tampoco quiera jugar conmigo.

Lo que me tranquiliza es que cuando tenga su edad todos me cuidarán tan bien como a Boli, y estaré contento, disimulando como pueda mi artritis y otros pesares ya que, como él, no querré ver sufrir a mis amitos.

Boli sabe que le acompañaremos con alegría, y también pesar, hasta que llegue el momento de la despedida. Y se marchará tranquilo, sabiendo que nos deja a Lucho y a mí cuidando de María Antonia, exprimiendo toda nuestra energía para ello, ya que proteger a Pili y a Chumari de sus meteduras de pata y tonterías ya nos cuesta bastante trabajo.

No importa, lo haremos contentos y Boli nos lo agradecerá, seguro, esté donde esté.

2 comentarios:

  1. Acabo de leer lo que piensas de mi amigo kryspis.y tienes k perdonar mi mal humor fe algunos dias y que no aguante tus ganas de jugar. Soy mayor y me duele cadi todo el cuerpo. A pesar de k mi ama me cuida muchisimo pero la edad no perdona. Pero os doy las gracias a todos por vuestro respeto y cariño.

    ResponderEliminar
  2. Nada, nada, no te preocupes. A gruñir, que todo vale

    ResponderEliminar